Las limitaciones del brainstorming como técnica creativa

Una de las técnicas de creatividad más conocidas es la tormenta de ideas, o brainstorming, en la que un grupo de individuos se reúnen para proponer ideas en torno a una cuestión. A pesar de su popularidad, el brainstorming tiene importantes limitaciones: diversos estudios han comprobado que, en comparación a un grupo de individuos aislados (llamados “grupo nominal”), el brainstorming colectivo puede reducir el número de ideas aportadas por los individuos.

Para explicar este déficit de productividad, se han propuesto diversos mecanismos sociales (como la conformidad con el grupo, el miedo a la evaluación,…) y también cognitivos (como la sobrecarga cognitiva). Gracias al estupendo blog de psicología del trabajo BPS Occupational Digest, he hallado un estudio en el que se investiga el papel de la fijación cognitiva en el brainstorming, y si la fijación cognitiva es la responsable del déficit de productividad de las sesiones de brainstorming. Sigue leyendo