Cómo la política divide a las amistades en Facebook

k-bigpic

Hay un tópico que reza que en las comidas familiares no se debe hablar de política. Y es que la política es capaz de hacer florecer nuestro lado más intolerante, lo que puede perjudicar nuestras relaciones con las personas más cercanas.

Las cenas familiares no son los únicos contextos en los que no es aconsejable hablar de política. Según un nuevo estudio, la política también es un factor de división entre relaciones en Facebook. Sigue leyendo

Facebook no se extiende por contagio social

¿Por qué nos decidimos a darnos de alta en una red social? La respuesta más popular a esta pregunta suele ser que existe un efecto contagio, semejante al que se produce en la transmisión de enfermedades: cuantas más personas en mi entorno utilicen una red social, más probable es que acabe utilizando dicha red social.

Facebook es actualmente el arquetipo de red social, y el fenómeno del contagio es la respuesta que más frecuentemente se invoca para explicar su difusión mundial. Pero puede que la cosa no sea tan simple. Un equipo de investigadores de la Cornell University ha publicado un estudio en PNAS donde muestran que es más probable que los usuarios se suscriban a Facebook si reciben invitaciones de contactos de grupos diversos que si reciben muchas invitaciones de miembros del mismo grupo. Sigue leyendo

Homofilia en la difusión de gustos culturales en Facebook

¿Qué determina la forma en que se estructuran las redes sociales? Hay dos posibilidades: que nos relacionemos con personas semajantes a nosotros, esto es, la homofilia, o que, de alguna manera, la redes favorezcan un efecto contagio, de manera que determinados fenómenos (como la obesidad, la depresión e incluso la felicidad) se propaguen por sus nodos como si de una enfermedad se tratara.

En los últimos años, y con la explosión de sitios como Facebook o Twitter, la idea de que el contagio es el factor principal en la formación de las redes ha ganado popularidad. No obstante, como ya comenté en un post anterior, también han surgido trabajos que parecen poner en duda el mecanismo del contagio (o que, al menos, acotan sus efectos a fenómenos muy concretos).

Un nuevo artículo, escrito por Kevin Lewis, Marco Gonzalez y Jason Kaufman, nos ofrece más material para la polémica homofilia – contagio. En concreto, Lewis, Gonzalez y Kaufman nos muestran que la propagación de determinados gustos culturales en Facebook (música, películas y libros se debe a la homofilia y no al contagio. Sigue leyendo

Redes sociales: ¿homofilia o contagio?

Es más que probable que a estas alturas el lector haya oído hablar de la obra Conectados: el sorprendente poder de las redes sociales y cómo afectan nuestras vidas, de Nicholas A. Christakis y James H. Fowler. Una de las ideas más impactantes de su libro es el principio de los tres grados de influencia: personas que se encuentran a tres grados de nosotros, sean conocidas o no, influyen en diversos aspectos de nuestra vida de manera sorprendente. Tras realizar estudios estadísticos y analizar diversos modelos reales de redes de personas, los autores proponen que fenómenos como la obesidad, el tabaquismo, el acné o incluso la felicidad, son contagiosos: si las personas que están en nuestra red dentro de esos tres grados de separación, por ejemplo, engordan, nuestra probabilidad de engordar aumenta aunque no conozcamos directamente a esas personas. En este post, veremos que existe cierta controversia sobre la fiabilidad de los estudios de Christakis y Fowler (CyF), por lo que la hipótesis del contagio social contaría con menos apoyos de los que sus autores suponen. Sigue leyendo