Por primera vez, se induce a sujetos de laboratorio recuerdos que no creen haber vivido

La memoria es un fenómeno muy complejo, del que cada día sabemos más. En este blog ya he dedicado algún post a estudios relacionados con la memoria, como por ejemplo, la amnesia de fuente o la facilidad con la que nuestros contactos sociales pueden inducirnos recuerdos falsos.

Un aspecto sorprendente de la memoria es que tenemos la capacidad de sentir que poseemos recuerdos de situaciones que, en realidad, sabemos o creemos saber que nunca hemos experimentado (“non-believed memories”). Aunque esta capacidad pueda expresarse en nuestro día a día de una manera más o menos natural, en Plos One se publicó el mes pasado un artículo inquietante: un grupo de investigadores ha podido inducir por primera vez “non-believed memories” a sujetos de laboratorio. Sigue leyendo

¿Se pueden corregir las creencias de las que estamos seguros?

Solemos pensar que aquellas creencias de las cuáles estamos más seguros son más difíciles de modificar, aunque en realidad sean erróneas. Pero no es éste siempre el caso: existe cierta evidencia que muestra que cuanto más seguros estamos de la validez de una creencia (aunque en realidad sea errónea), más fácil es modificar esa creencia: es el llamado the hypercorrection effect (THE).

Lo cierto es que el THE va en contra de nuestras intuiciones y de la mayoría de nuestras experiencias diarias. Así que es razonable que nos preguntemos sobre la fuerza del THE: ¿es éste un fenómeno de una única dirección, en el que la creencia se corrige y se almacena en la memoria de forma definitiva?, ¿puede ser que la creencia errónea vuelva a aparecer con el tiempo, desplazando a la creencia correcta? Sigue leyendo

Truco para escritores: mejor “tú” que “yo”

El proceso de la lectura tiene efectos sorprendentes sobre las personas, y sobre sus emociones, algunos de los cuáles han sido estudiados con cierta atención por la neurociencia: desde la “lectura de la mente”, a la sensación de experimentar las mismas sensaciones que se narran en la historia.

Podría ser que algunos recursos narrativos fueran más idóneos para poner en marcha esos procesos en el lector que otros. Por ejemplo: ¿responden los lectores de manera diferente a las historias, dependiendo de si están narradas desde la perspectiva “tú” o “yo”? Sigue leyendo

La influencia social puede provocarnos recuerdos falsos


La memoria humana es muy susceptible a la influencia social: las personas compartimos historias, narraciones, y esa transmisión puede afectar al recuerdo que tenemos de esas historias… aunque sean nuestras propias historias. Un artículo publicado en la revista Science muestra cómo las opiniones de los demás pueden alterar el recuerdo que tenemos de un suceso, aún cuando estas opiniones sean falsas. Sigue leyendo

Amnesia de fuente (informativa)

¿Cuántas veces hemos compartido una información con alguién, sin ser capaces de determinar exactamente de dónde hemos obtenido esa información (“Lo he leído en algún sitio”)? ¿Y cuántas veces esa misma información ha resultado ser cierta sólo de una manera parcial?, ¿o se ha correspondido sólo de una manera limitada con la información de la fuente original? Este fenómeno tiene un nombre particular, la amnesia de fuente, y sobre él trata este post. Sigue leyendo